viernes, 16 de septiembre de 2016

A quién sirvo?


A quién Sirvo?

Madre María Luisa tenía su papel muy claro, aquí en la tierra.  Para ella no eran los honores, ni los galardones.

Ella, escondida en Jesús, se daba cada día en su ejemplar vida, en pobreza, obediencia, humildad y sencillez evangélica; además de una continua victimización por las salvación de las almas.





¡Por ti Jesús mi Amor!
 Son muchas las personas que no saben el camino a seguir, porque no han encontrado el camino verdadero.

Solo contemplar lo que te rodea, te habla de las maravillas de Dios, y tu eres parte de esta creación. Pero nuestro Creador nos ha dado la elección.
En la profundidad de nuestro corazón 
busquemos al único que nos dará la respuesta y la paz necesaria para continuar el camino, acompañados con la fuerza de su Espíritu.